Curiosidades sobre las abejas



En estas curiosidades sobre las abejas hemos querido orientar nuestra publicación no solo a sus capacidades como animal sino que además añadir información sobre la problemática que implica la producción de miel y su explotación por el hombre.


¿Sabías que las abejas son animales sociales capaces de aprender y manifiestan comportamientos complejos? Es decir, estos animales poseen sistemas nerviosos centralizados, que son los encargados de disfrutar de las experiencias o de sufrir debido al dolor.


Tienen una gran memoria que les permite recordar dónde se encuentran las flores y la colmena. Las abejas se comunican entre sí con diferentes movimientos corporales (conocidos como bailes) para hacerles saber la posición de las flores y dónde recoger el polen de estas.


Durante el proceso de extracción de la miel para el consumo humano son calentadas a altas temperaturas, zarandeadas, aplastadas y/o electrificadas hasta la muerte. Las abejas tienen que visitar más de dos millones de flores para crear medio kilo de miel.


Los animales invertebrados son seres que son bastante menospreciados y motivo de burla pero ellos también sienten emociones como el estrés, el miedo o la alegría.


Nos sorprendió saber que para hacer una sola cucharadita de miel, se precisa el trabajo de toda una vida de doce abejas obreras.


En las granjas intensivas de abejas, éstas son alimentadas con agua con azúcar en sustitución a la miel que les extraemos y que deberían ser su alimento. Pero el azúcar no es un alimento adecuado para ellas.





Por otro lado, los apicultores usan feromonas artificiales para evitar que las abejas conformen un enjambre, cuya función es la de proteger a su reina para salir de la colmena y formar otra colonia en otro lugar. Además, para asegurar que eso no sucede, los apicultores cortan las alas de la reina.


En la producción de miel, habitualmente se insemina artificialmente a la reina con esperma obtenido de machos decapitados. Una reina puede llegar a producir medio millón de huevos en su ciclo de vida natural. Sin embargo, sólo le dejan vivir 2 años produciendo 150.000 huevos por año y tras este periodo son sacrificadas porque su capacidad de producción de huevos decrece, de modo que la colmena entera se hace improductiva y no es rentable.


Esperamos que este post sirva para concienciar sobre el consumo de alimentos producidos por animales ya que resulta igual de nocivo consumir animales como la materia prima que producen, es por esto que en Wild Souls apoyamos un consumo responsable y que no dañe a nadie, (humano o no).



1 vista0 comentarios