top of page

Preguntas que debes hacerte antes de adoptar a un animal


Tenemos a la vuelta de la esquina a la tan preciada Navidad y eso significa que muchos niños y niñas van a escribirle una carta a los Reyes Magos y a Papá Noel pidiéndoles un animal. Eso, normalmente, se traduce en protectoras de animales llenas de perros adolescentes en verano, ya que o bien el cachorro de Navidad ha crecido demasiado o no sabían qué hacer con él durante las vacaciones.


Sumar un animal a la familia, en muchas ocasiones, suele ser una decisión impulsiva o que no va acompañada de una profunda reflexión y ese error humano sólo tiene una víctima: el animal pues, lo más fácil, acaba siendo abandonarlo en la calle o en una protectora.


7 de cada 10 llamadas que recibimos son para dejar a su animal en el refugio, dos de las restantes son porque se han encontrado a un animal abandonado y sólo una de esas 10 está interesada en adoptar. Los números son alarmantes y todo es consecuencia de no haberse hecho las preguntas correspondientes antes de tomar la decisión de ampliar la familia.


No entraremos en si una persona es más importante que un animal, pero a niveles prácticos, decidir tener a un animal conlleva las mismas responsabilidades que tener a un hijx. Si por un hijo o una hija hay aspectos de tu vida qué cambiarías o no con tal de poder seguir manteniéndolos seguros, con un animal la responsabilidad debería ser la misma. Por ejemplo, si te vas a mudar a otro país, ¿te llevarías a tus hijxs contigo? Sí, ¿verdad?, entonces, ¿por qué a tu animal no?. Si buscas ofrecer lo mejor a tus hijxs para que tengan una buena salud, ¿por qué a tu animal no? Como decimos, a niveles prácticos, deberían ser las mismas decisiones que se toman por un/a hijo/a, que por un animal.


Por todos estos motivos, te proponemos unas preguntas que te ayudaran a saber si estás preparado para tener a un animal. Son preguntas cuyas respuestas sólo conocerás tú, por lo tanto, trata de ser lo más honesto posible contigo mismx pues, la calidad y el bienestar de dos vidas (la tuya y la del animal) dependen de ello.


CASA/HOGAR

  • El lugar en el que resides ¿es tuyo o es de alquiler? En caso de ser de alquiler, ¿el/la propietario/a está al corriente de querer a un animal en su casa? ¿Tiene condiciones? ¿Queda reflejado en el contrato de alquiler?


  • ¿Tienes la casa/piso protegida, especialmente, balcones, terreno y ventanas? En caso negativo, ¿estás dispuesto/a a hacer la inversión económica que implica proteger el hogar?


  • Bajo nuestra filosofía, no importa el tamaño de la casa, ni del animal, pero, ¿estás dispuesto/a a ofrecerle un tiempo de calidad en paseos y de estimulación física, emocional y mental para asegurar calma en casa?


  • En caso de mudarte, ¿el animal vendrá contigo? Cuando pienses en esta pregunta no la pienses a corto plazo, ten en mente que los animales duran entre 4 y 20 años e incluso más según la especie que decidas adoptar.


  • ¿Tienes pensado tener hijxs? Cuando pienses en esta pregunta no la pienses a corto plazo, ten en mente que los animales duran entre 4 y 20 años e incluso más según la especie que decidas adoptar.

  • En caso afirmativo, ¿estás dispuestx a anticipar la llegada del bebé como corresponde?. En caso de que surgiera algún problema de convivencia, ¿buscarías un/a profesional con quién solucionar el problema y a cubrir los gastos que implica?


  • ¿Tienes hijxs ya y te están pidiendo un animal? Si vas a dárselo, ¿eres consciente de que te tocará realmente cuidarlo a ti? Sumar un animal a la familia nunca debe hacerse para enseñar responsabilidades a los más pequeños aunque sea una consecuencia positiva que surge de la convivencia con ellos. En caso de que quieras darles un animal a tus hijxs, ¿te has planteado el pedirles como reto una serie de responsabilidades a cumplir durante un tiempo determinado antes de poder decidir si están preparados (o no) para tener a un animal?


RUTINAS


  • Tener animales implica ciertas responsabilidades/obligaciones que se repiten a lo largo del día: pasearlos, darles de comer, mantener su espacio limpio… ¿Estás dispuestx a cambiar ciertas rutinas e, incluso, ciertos placeres para poder cubrir esas necesidades? Por ejemplo, no poder viajar tanto, aumentar las veces que limpias la casa, tener que volver a casa más pronto, etc.


  • ¿Estás dispuestx a formarte en aspectos de bienestar del animal? Cada vez hay más estudios que demuestran el mundo emocional e intelectual tan amplio que tienen los animales, áreas que será importante saber cubrir si decides adoptar, y que sólo podrás saber si te informas o te formas al respecto.


  • Los animales, como seres sensibles y sintientes que son, pueden vivir situaciones traumáticas que los lleven a mostrar conductas poco deseadas. ¿Estás dispuesto/a a formarte o a buscar a un/a profesional que te acompañe en ayudar a tu animal? ¿Tienes los recursos económicos para cubrirlo?


  • Cuando te vayas de vacaciones, ¿el animal vendrá contigo?

  • En caso afirmativo, ¿eres consciente de que te lo tendrás que llevar a todos lados ya que en la habitación del hotel no se podrá quedar solo? Por lo tanto, ¿eres consciente de que las vacaciones van a tener ciertas restricciones?


  • En caso negativo, ¿tienes dinero como para dejarlo en una residencia/guardería?¿Sabes que en muchas residencias los animales no están bien atendidos? ¿Tienes algún familiar/amigx/vecinx que quiera cuidarlo mientras estás fuera?

SALUD

  • ¿Estás económicamente preparadx para poder hacer frente a posibles enfermedades, operaciones, accidentes, etc. que pueden darse? Esto es algo importante ya que este tipo de atención, al ser un servicio privado, tiene un coste muy elevado.


  • ¿Estás dispuestx a acudir al veterinario para sus correspondientes revisiones, teniendo en cuenta el gasto que éstas implican?


  • ¿Estás dispuestx a darle la mejor alimentación, pese al gasto que supone? En caso que quieras ofrecerle pienso del supermercado, por favor, hazte un favor a ti y al animal, y no amplies familia.


Si todas las respuestas son sinceras y van en beneficio del animal, enhorabuena, estamos segurxs que serás un hogar y una familia perfecta para él. Así que te animamos a conocer a los animales que tenemos en adopción.


Si tras contestar las preguntas, en algunas la solución que te planteas es devolver al animal, lo mejor que puedes hacer es no tenerlo. Muchas veces se es más animalista cuando no se tienen animales, que adoptando a muchos. Muchas veces se es más animalista cuando no se adopta porque las condiciones no son óptimas, que adoptarlo y no tenerlo bien atendido.


A veces se comete el error de pensar que mejor en un hogar en cualquier condición que en una protectora, pero no es así, ya que estando en ella tendrá la posibilidad de ir a un hogar donde puedan atenderlo correctamente.


Seguramente, hay muchas más preguntas que podrían hacerse para completar este artículo y nos encantará que lo compartas con nosotrxs en los comentarios.


Antes de ampliar la familia con un animal, POR FAVOR, piénsatelo más de dos veces durante varios días.


79 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page