Jane, la prueba que las segundas partes son mejores


Protección animal
Jane, felizmente adoptada

Jane fue el primer rescate perruno que vivimos en Wild Souls.


Ella viene de Aranjuez, donde por no ser lo suficientemente rápida en las carreras de galgos, recibió duros golpes e, incluso, un atropello. De ahí a que tuviéramos que amputarle una patita delantera. Pero, no, no sufráis, todavía no hemos conocido perro que consiga atraparla cuando corre.


Ahora está felizmente adoptada y convive junto a una familia donde, los más peques de la casa, sienten pasión por ella.


Aquí os dejamos el testimonio de Iurancha; uno de los testimonios más sinceros, realistas y bonitos que hemos leído.


"


Hará 7 años que Jane llegó a mi vida y debo decir que, esta experiencia, ha sido y sigue siendo radicalmente distinta a lo que podía imaginar.

He vivido siempre con animales y llevo más de la mitad de mi vida dedicada a la protección animal, por lo que la convivencia con un canino, supuestamente, era algo sabido para mí. Pero, sin duda, vuelvo a constatar que cada ser es un mundo único, similar a sus semejantes y totalmente diferente a todos ellos.


Decidí adoptarla a pesar de sentir que esa decisión me iba a conllevar complicaciones.

Podría contar todos los momentos mágicos que he vivido junto a ella y que me llevan a sentirme dichosa de mi decisión pero, dado que todos, absolutamente todos, los animales son seres de profunda belleza y amor, prefiero hacer hincapié en el regalo que, inesperadamente, me traía mi querida galga blanca de tres patas.

Protección Animal
Iurancha y Jane

Espejo. Espejo crudo, sincero y directo al corazón.

Rescaté una perra en condiciones deplorables que ha removido y sigue removiendo lugares de mi mundo interior con los que me cuesta lidiar o que, simplemente, me cuesta ver. Vino no sólo a ser una compañera de vida sino, sobre todo, un ser maestro para mí.

Al contrario de lo que muchos piensan, con Jane he podido corroborar la riqueza de universos que existen dentro de un animal. No podéis llegar a imaginar la complejidad de reacciones y comportamientos que he podido ver en ella. Así es como ha conseguido dinamitar todo concepto previo acerca de lo que creía respecto a la convivencia con animales. Con majestuosa dedicación, ha logrado, día tras día, bajar a la tierra el idealismo con el que los contemplaba, haciéndome consciente de las múltiples caras de lo que significa realmente el instinto, el condicionamiento, la libertad y la hermandad.


De todos los lugares en los que creí que aguardaban las respuestas a cuestiones profundas personales, no ha habido ninguno que me hable con tanta franqueza y claridad cómo lo hace Jane. Menos aún con su amor e incondicionalidad. Ella me enseña, ella me muestra, ella me cuenta, ella siempre está.

Apenas he empezado a descifrar todo lo que me ha venido a traer…

Quién me lo hubiese dicho…

Afortunadamente, nadie…"



Protección animal
Jane y sus hermanitos humanos

84 vistas0 comentarios