top of page

¿Por qué es preferible una dieta BARF a dar pienso a tu perro o gato?


Comida natural Barf para perros y gatos sanos
Alimentación Barf para perros y gatos

En la actualidad, existen muchos debates y reflexiones en cuanto a la alimentación de los animales con los que compartimos vida. Especialmente, en aquellas personas que llevan una filosofía de vida basada en el respeto animal, les está generando mucho conflicto el alimento que deben ofrecerles a sus perros, gatos y hurones, pues, por un lado quieren ofrecerles la mejor de las vidas, pero por otro, no quieren participar en la muerte de otros animales para darle alimento a los suyos.





Entonces, ¿qué se debería hacer?

  • Dar pienso vegano o dieta natural basada en productos de origen vegetal, pese a saber las carencias nutricionales que van a ir ligadas al no respetar el sistema digestivo del compañero de vida animal.


  • Dar pienso con productos de origen animal, ya que está hecho de desechos que el humano no consume y, por lo tanto, se “honra” la vida del animal sacrificado al aprovechar todo su cuerpo, en vez de tirar parte de sus restos.


  • Dar una dieta natural que respete la biología del perro y/o gato pero que esté relacionado directamente con la muerte de otro animal.


Empecemos por el principio:


¿Qué implica dar pienso a un perro?


Con el pienso, forzamos a un ser vivo a alimentarse toda la vida de procesados, cuya composición, en gran medida, son ingredientes químicos añadidos en un laboratorio. Además, para poder conformar la bola de pienso y que el coste para las empresas sea bajo, la gran mayoría están compuestos por cereales y fibras vegetales, alimentos que no pueden ser aprovechados por el sistema digestivo de los carnívoros al carecer de enzimas que los metabolizan.


Además, si el pienso tiene productos de origen animal, estos no suelen ser los mismos que el humano come. En realidad es al contrario, suelen ser desechos o descartes. Por lo tanto, cuando el pienso tiene pollo, olvídate de la imagen que viene en el saco de la pechuga, más bien, lleva las patas o garras de éste.


Por otro lado, el pienso afecta en gran medida a uno de los nutrientes más importantes para cualquier ser vivo: el agua. El pienso contiene únicamente un 10% de agua y mucha cantidad de sal, es por ello que el sistema digestivo de los animales, tras su ingesta, se mantiene, aproximadamente, durante 2 horas en deshidratación ya que la mayor parte del agua que compone al animal debe dirigirse a la digestión de las bolitas de pienso. Es por ello que necesitan beber mucho para poder rehidratarse.


Si quieres saber más consecuencias derivadas de la alimentación por pienso, os dejamos un enlace aquí a un artículo específico que trata sobre ello. Es importante tener en cuenta, que no importa si el pienso es o no vegano, pues el procedimiento que se sigue es el mismo, con la única diferencia de los ingredientes que se añaden.





¿Por qué deberíamos dar una dieta natural en vez de una sin productos de origen animal?


Los perros, gatos y hurones, como animales carnívoros que son, necesitan (por su biología y sistema digestivo) alimentarse de tejidos y órganos naturales para nutrirse correctamente. Una vez este alimento, o cualquier otro se procesa, se inicia la incompatibilidad del producto con el sistema digestivo del animal, por lo que no pueden asimilar correctamente los nutrientes.


Hay que tener en cuenta que, los animales carnívoros oportunistas (perros) y estrictos (gatos y hurones), tienen una composición física y biológica que los relaciona directamente con la necesidad de ingerir carne:

  • Mandíbulas que se cierran como bisagras

  • Cuellos musculados para matar y masticar fácilmente a la presa.

  • Dientes puntiagudos y molares carniceros para tirar, crujir y desgarrar a la presa

  • Estómago musculado y ácido

  • Intestinos cortos

  • De los 22 aminoácidos que necesita, sólo producen ellos mismos 10, los 12 restantes sólo pueden conseguirse de fuentes animales (carne, pescado y huevos)


La mayoría de los piensos veganos, no sólo son alimentos procesados, sino que, además, sus ingredientes también corresponden a descartes agrícolas (lo que el humano no consume), y contienen agrotóxicos y micotoxinas.


A día de hoy existen diferentes estudios sobre los piensos veganos en los que parece que, a corto plazo, no muestran carencias nutricionales. En estos estudios, no se tienen en cuenta los efectos secundarios a largo plazo e, incluso, de cómo podría afectar negativamente a futuras generaciones.


Al alimentar a un carnívoro con proteínas vegetales cambia el pH urinario, haciéndolo pasar de ácido a alcalino. Esto, a la larga, produce cálculos de fosfato de calcio en el tracto urinario de perros y gatos.


Para el equipo de Wild Souls, al principio, fue un tema bastante complejo ya que, por un lado, queremos bienestar para todos los animales, pero también consideramos el alimento como medicina, y si queremos rehabilitar y recuperar a animales, hay que ser consecuente con su biología. Además, la naturaleza creó a seres carnívoros, omnívoros y herbívoros, gracias a los cuales existe un equilibrio. Entonces, ¿quiénes somos nosotros/as para romper dicho equilibrio? Es por ello que queremos ofreceros nuestra metodología que nos ayuda a estar en paz con la decisión de dieta que hemos tomado para los animales del refugio carnívoros:


  • Buscar a granjas que lleven a cabo una metodología ética en la gestión de los animales considerados de granja. Incluso, si podéis, pedir visitar las instalaciones, mejor. Aseguraros que los animales viven en semilibertad, pastando y teniendo zonas de refugio, así como de tener una muerte indolora. La muerte, es muerte igual, pero al menos informaros de que no han sufrido en el proceso.

  • Dar, única y específicamente, la cantidad que necesita tu animal. Uno de los grandes problemas que hay a día de hoy es la muerte masiva, a la par que injustificable, de animales.

  • En el caso de los perros, añadir siempre verdura que sea de temporada, ecológica y de proximidad. De esta manera, os ahorráis los problemas relacionados con los pesticidas, contaminación por transporte y modificaciones químicas realizadas a alimentos para convertirlos en atemporales.

  • Y, por último y, creernos, no menos importante: cerrar los ojos y agradecer y honrar la vida de los animales que dan alimento, vida y salud a vuestros animales.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page