Ansiedad por separación. Todo lo que necesitas saber


Reforzar miedos es una manera de reforzar la ansiedad por separación

ANSIEDAD POR SEPARACIÓN. UN PROBLEMA CADA VEZ MÁS HABITUAL EN NUESTROS PERROS


La ansiedad por separación es un desajuste emocional no controlado que lleva al perro aumentar sus niveles de estrés debido al miedo intenso a quedarse solo.


Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los perros son animales sociables, de manada y lo lógico para ellos sería ir con su familia a todas partes. Concretamente, desde pequeño, la madre refuerza el lloriqueo del cachorro si éste se queda solo. Por lo tanto, el perro, como individuo y de manera natural, tiene miedo a quedarse solo, así que, antes de centrarnos en los problemas que la ansiedad por separación ocasiona, debemos parar un segundo y hacer una reflexión ante este miedo pues la comprensión y la empatía jugarán un papel muy importante en nuestra gestión emocional.


Cuando un perro está solo se siente más vulnerable y todos sus sentidos se ponen en alerta por puro instinto de supervivencia.


El vínculo con sus responsables y con el espacio ayudarán a que dicha alerta se reduzca con el tiempo. Si convive en un entorno donde se le riñe, donde siente que no puede expresarse y, donde, por lo tanto, no puede sentirse seguro, el estrés y la ansiedad aumentarán considerablemente.


Por lo tanto, cuando decidimos tener un perro, debemos partir de la empatía hacia su naturaleza y ayudarle a que la adaptación a ese nuevo medio con una nueva especie (la humana) sea lo más positiva posible.


¿QUÉ CONDUCTAS SE OBSERVAN EN UN PERRO CON ANSIEDAD POR SEPARACIÓN?


- Saludo excesivo o descontrol emocional cuando te acercas a él o llegas a casa

- Ladridos o lloriqueo cuando se queda solo en casa

- Destrozos en casa (muebles mordisqueados, ropa o complementos en diferentes lugares de donde estaban y/o rotas…)

- Control cuando te mueves por casa

- Mobiliario o elementos de la casa cambiados de sitios

- Hace sus necesidades en casa, pese a haber salido a pasear.


¿CÓMO REFORZAMOS LA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN EN EL DÍA A DÍA?


- Control a la hora de movernos por casa: Muchas veces nos parece gracioso que el perro nos acompañe al lavabo o a otros espacios de la casa, por lo que, solemos hablarles, acariciarles o animarles a que nos sigan por la casa.

- Conductas de insistencia y exigencia: El perro sabe qué hacer para conseguir lo que quiere; la mirada constante mientras comemos, el darnos la pata o lamernos la mano cuando hemos dejado de acariciarlo, ladrar para que le tires la pelota… Todo ello suele darnos bastante gracia y, además, lo reforzamos al hacer lo que ellos nos están pidiendo que hagamos.

- Conductas ante estímulos que dan miedo o inseguridad: Acariciar al perro o cogerlo en brazos cuando ladra al estímulo que le da miedo únicamente hace que reforcemos esa sensación de pánico. Es como decir: muy bien, amigo, ten miedo. Además, con estas actitudes también les estás haciendo creer que no tienen las suficientes estrategias para gestionar la situación, por lo que le quitas valor a tu perro y dañas su autoestima.

- Saludo con descontrol emocional: Llegar a casa y que el perro nos salude es algo que siempre es bonito vivir, pero cuando el saludo está completamente descontrolado y la persona refuerza dicho descontrol con más inestabilidad emocional (gritos, saltos, caricias excesivas…) lo que estamos haciendo es reforzar esa sensación de soledad.


¿QUÉ HACER PARA EVITAR LA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN?


- Evitar castigos, gritos… Este tipo de comportamientos aumentan los niveles de estrés de los perros (por lo que incrementará la aparición de la conducta no deseada) y debilitan el vínculo con ellos.

- Nunca castigar con la soledad

- Dejar de reñir cuando, al llegar a casa, hay destrozos, cambios en la ubicación del mobiliario, ropa…, pipis o heces del perro…

- Acostumbrarlo, con estímulos positivos (Kong relleno de comida, olfateo, alfombras olfativas…) a estar solo en un espacio de la casa. Este punto es importante que sea progresivo y os recomendamos que lo gestionéis junto a un profesional

- Aseguraros que el paseo sea de calidad

- Juegos de estimulación mental y física

- Juegos que incentiven al refuerzo de la autoestima del perro

- Dejar la casa tal y como se quedará cuando os vayáis 10 minutos antes.

- Saludar al perro cuando lleguéis de una manera calmada y evitando reforzar el descontrol emocional. En este caso, volvemos a recomendaros que lo consultéis con un profesional ya que muchas veces no somos conscientes qué reforzamos y qué no.

- Evitar reforzar las conductas anteriormente citadas.

La ansiedad por separación es un problema que precisa de mucha escucha y comprensión por parte del referente. Así que, si tienes un cachorro o vas a adoptar a algún perro, antes de que se dé el problema, contáctanos para ayudar a que éste no aparezca.


Por el contrario, si ya has observado alguna de las conductas citadas, escríbenos para acompañarte en la resolución del problema.

06

Contacta

En Wild Souls queremos entender tus necesidades para poder ayudarte. Contacta con nosotros, ¡estamos aquí para resolver cualquier duda!

arrow&v
¿Prefieres llamarnos?

Colabora con nosotros:

logo_teaming.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle María Auxiliadora (Badalona) 

699.124.375

info@wildsouls.org.es