Viviendo Segundas Oportunidades - Un proyecto terapéutico de ayuda bidireccional


Viviendo Segundas Oportunidades” fue un proyecto piloto que se inició en 2016 junto a "Cointegra" un taller ocupacional cuyos participantes se dedican a enseñar comportamientos a perros de protectora para estimularlos mentalmente y sacarlos de la realidad en la que viven.

Tras la evaluación del primer año se observó que del proyecto aparecían diferentes beneficiarios, directos e indirectos, y que además se corroboraban las tres principales hipótesis:

  • Los perros de protectora mejoran su situación emocional tras participar en proyectos de terapia

  • Las personas con diversidad funcional muestran mejoras en sus habilidades sociales y emocionales tras trabajar con perros de protectora

  • Aumentan las adopciones en casos participantes del proyecto.

Tras esta prueba inicial, le han seguido tres años donde hemos ampliado instalaciones para que los perros seleccionados vivan con los profesionales de la entidad y, a su vez, se han aumentado los colectivos de intervención. Concretamente, de este gran tronco, aparecen las siguientes ramas de intervención:


  • Huellas de una vida: proyecto en el que personas con diversidad funcional entrenan y estimulan mentalmente a perros para facilitarles la adopción y adaptación en una familia.

  • Un amor libre de juicios: proyecto en el que personas con adicción educan en positivo a perros con problemas de conducta nacidos de miedos. La comunicación y la estimulación mental mediante en entrenamiento son las bases de las sesiones.

  • Reflejos del ser: proyecto que se lleva a cabo con personas con trastornos alimentarios quienes educan y entrenan en positivo a perros que han vivido una situación de maltrato y desnutrición. Acudiendo a la comunicación, se ayuda a los perros a la superación de miedos y a la vivencia de vínculos positivos con los humanos.

  • Un hogar llamado amor: Proyecto que se lleva a cabo en Centros Residenciales de Acción Educativa, donde niños/as, jóvenes y adolescentes educan y entrenan en positivo a perros, acompañándolos en la superación de miedos.

  • Marcas de una vida: Proyecto en el que participan personas de la tercera edad y donde los perros también son de edad más avanzada. Básicamente, las sesiones se centran en estimular cognitiva y físicamente a los abuelos y abuelas quienes, a su vez, cuidan, alimentan y practican hábitos de higiene con los perros.

La base de todos los proyectos es la comunicación o lenguaje común que en compartimos los mamíferos, a expensas de alguna excepción (como pasa con los idiomas y los dialectos) para facilitar la comprensión entre los participantes (animales humanos y no-humanos).

Los comportamientos únicamente se enseñan para estimular la mente del animal, mejorar su autoestima y con la finalidad de sólo utilizarse en caso de que la salud de éste corriera peligro (por ejemplo, utilizar el comando “quieto” si se suelta la correa y tiene intención de cruzar la carretera)

BENEFICIOS COMUNES OBSERVADOS EN PARTICIPANTES HUMANOS

  • Beneficios emocionales:

- Mejora del autoestima y autoconcepto

- Mejora en la gestión emocional

- Mayor compromiso y responsabilidad

- Reducción de emociones negativas

- Reducción de conductas negativas/adictivas

  • Beneficios sociales:

- Mayor empatía y respeto

- Mayor uso de la comunicación y de la expresión emocional

- Aumento de lazos afectivos entre participantes

  • Beneficios cognitivos:

- Mejora en la atención y la concentración

- Aumento de las habilidades racionales

- Mayor uso de argumentación

BENEFICIOS COMUNES OBSERVADOS EN PARTICIPANTES ANIMALES

  • Beneficios emocionales:

- Mejora del autoestima y confianza

- Mejora en la gestión emocional

- Reducción de conductas negativas

- Reducción de miedos/inseguridades

- Mejora en la aceptación de estímulos sonoros y/o en movimiento

- Mejora en la tolerancia a la manipulación

  • Beneficios sociales:

- Mayor tolerancia ante la presencia de otros perros/personas

- Mejora de la reacción ante estímulos nuevos

- Mayor uso de señales de calma

  • Beneficios cognitivos:

- Mayor tolerancia a la frustración

Gracias a los proyecto ya son más de 200 participantes que se han beneficiado de los proyectos y más de 60 perros los adoptados, de entre los cuales, cada vez seleccionamos más a aquellos considerados de raza peligrosa. Precisamente, intentamos trabajar con casos como Pitbulls, Americans, etc., para romper ciertos falsos mitos que la sociedad ha impuesto a estas razas.

En conclusión, el gran árbol que es “Viviendo Segundas Oportunidades” es la realidad de una idea que defiende las capacidades y potencialidades de diferentes colectivos que acaban por suponer, de manera bidireccional, un antes y un después en la vida de otros.


0 vistas

06

Contacta

arrow&v
¿Prefieres llamarnos?

Colabora con nosotros:

logo_teaming.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle María Auxiliadora (Badalona) 

699.124.375

info@wildsouls.org.es